PLAN DE CONTROL Y MITIGACIÓN DE FRAUDE ALIMENTARIO

PLAN DE CONTROL Y MITIGACIÓN DE FRAUDE ALIMENTARIO

Según la FDA el fraude alimentario es un término utilizado para abarcar la sustitución deliberada e intencional, la adición, la manipulación indebida o la tergiversación de alimentos, ingredientes alimenticios o envases de alimentos; o declaraciones falsas o engañosas sobre un producto, con fines económicos.

Es difícil cuantificar las alertas sanitarias que son motivadas con el objetivo de obtener beneficios económicos. Los casos de fraude alimentario han ido en aumento en los últimos años en la Unión Europea. Esta tendencia puede deberse a un incremento de las prácticas fraudulentas o a un mayor control por parte de las autoridades de los países miembros.

Desde CSI, nuestro objetivo se basa en detectar mecanismos de prevención de fraude en los productos alimenticios y establecer las medidas necesarias para su mitigación.